Far Cry 4

far_cry_4_new_game-wide
Tratando de continuar el legado Vaas Montenegro en la entregada pasada, Ubisoft nos sorprende con un nuevo Far Cry, donde las islas se han cambiado por montañas, y las guerrillas por los grandes ejércitos liderados por Pagan Min.

Entrando al territorio de Kyrat.

Far Cry 4 es nos cuenta la historia de Ajay Ghale, un joven que se ve forzados a regresar a su tierra natal, Kyrat, para cumplir el último deseo de su madre, quien le pidió que esparciera sus cenizas en la tierra de la que ella huyo. Este lugar es gobernado por el autoproclamado rey,  Pagan Min, quien con tiranía domina estas tierras.

El espacio de estas lejanas y hermosas tierras, se destaca por tener una gran cantidad de actividades por hacer y mucho con que interactuar, dándole al jugador un vasto terreno para hacer lo que quiera, similar a  lo que se podía hacer en FC3, donde la libertad de la acción, era uno de los principales atractivos, que aquí repite para continuar el éxito.

La historia de este juego es muy sensible, debido que cada uno de los detalles tiene una gran relevancia, y al ser narrados, pueden dañar la inmersión que tenga el jugador en todo lo que esté título tiene para ofrecer, ya que es algo más allá de lo que su entrega pasada ofrece.

Lo viejo conocido.

Sin tratar de parecer monótono, el juego conserva muchos detalles de su antecesor, como las mejoras de armamento, la creación de materiales y la formas para despejar el mapa, donde al mejor estilo de Assassin’s Creed, tendremos que llegar a un punto elevado para conocer más puntos de este lugar. A su vez, también regresan los puntos de experiencia, donde las acciones de nuestro protagonista le permitirán ganar diferentes puntos de habilidad, que podrá redimir por increíbles premios, diré, destrezas, que en el campo le serán útiles.

Estas habilidades se dividen en dos importantes ramas, que van acorde a la forma al tipo de función que tienen, dándole al jugador la posibilidad de agruparlas y desbloquearlas de manera más acorde a su estilo de juego, facilitándole la partida, y el manejo de su entorno. Todas las habilidades no están disponibles desde el principio, ya que como sucedía en el juego pasado y en otros títulos como Watch Dogs, es necesario sobrepasar algunos aspectos de la historia o completar algunos requerimientos parta acceder a estos.

Brillando por luz propia.

FC4 tiene la pequeña habilidad explotar lo conocido y sobre salir por lo novedoso, dando nuevos aires a la franquicia y sus fanáticos, quienes se han visto sorprendidos por la poca, pero importante innovación que se ha hecho.

Uno de estos puntos son los elefantes, que son capaces de embestir coches, arroyar soldados y golpear con fuerza todo lo que se ponga en su camino, convirtiéndoles en la unidad militar de ataque perfecta. Esto también sucede con el traje alado, que permite planear entre las montañas y las grandes alturas, dando espacio para un derroche de adrenalina (no apto para quienes temen a las alturas).

En cualquier lugar del mapa, los problemas están a la vista, algo que puede influir de cierta forma en el desarrollo del juego o en el indicador de “Karma”, dejando esté ligado a los eventos aleatorios que se encuentran en cualquier lugar, volviendo más dinámico el entorno de Kyrat.

Entre otras novedades, también se destacan el uso del garfio para subir o descender en las montañas, las fortalezas por tomar, el armamento robusto y las mejoras en la caza, haciendo la creación de objetos algo más ameno.

Un viaje más allá del aspecto visual.

Far Cry 4 es uno de esos juegos que cumple con todos lo que un buen jugador quiere encontrar en un juego que lo saque de la rutina, porque aparte de contar con unas excelentes gráficas y un audio  muy limpio, esta entrega hace gala a su franquicia, siendo una aventura que todos deben jugar una vez, porque vale más jugarla que narrarla y nadie se la puede perder.

También te puede interesar ...

0 pensamientos sobre “Far Cry 4”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *