RESIDENT EVIL VII: BIOHAZARD

Resident Evil VII-1

Desde la aparición de la primera entrega de Resident Evil, en la PlayStation original, por allá en el año 1996, la saga se convirtió en uno de los principales referentes del survival horror, un subgénero de los videojuegos, enfocado en sugestionar al jugador a través de la creación de ambientaciones terroríficas, que le hacen sentir ansiedad, tensión o miedo. Todo lo anterior, con una recepción bastante buena entre los jugadores y la crítica especializada.

A pesar del gran éxito de las tres primeras entregas, desde el cuarto juego de Resident Evil, comenzaron a incluirse elementos de acción en los títulos, cada vez más marcados, en detrimento de la composición terrorífica, lo cual ha generado reacciones variables en el público, aunque mayormente negativas entre los fans tradicionales. Con el objetivo de recuperar la esencia survival horror de la saga, la séptima entrega de la serie optó por volver a las raíces, con una experiencia que se divide en exploración, puzles y acción.

La Narrativa
 Resident Evil VII-5

Narrativamente, esta entrega de Resident Evil, nos presenta un escenario interesante, aunque se aleja de los personajes tradicionales, y la trama central de la saga, no se distancia de los elementos esenciales de la historia, como las mutaciones derivadas del Virus T o los Uroboros; es más: la historia de la familia Baker se articula a la historia de Resident Evil de una forma muy natural, pero no quiero ahondar en ello para no crear spoilers.

Es sumamente importante resaltar que, durante el desarrollo del juego encontramos  unos videos, los cuales son evidencias de lo que han vivido otras personas en su encuentro con la Familia Baker; lo interesante de todo esto, es que cuando vemos estos videos, en realidad lo que hacemos es jugarlos, lo cual nos permite vivir la historia desde otras perspectivas.

Una buena combinación entre exploración y acción

Resident Evil VII-3

Resident Evil VII, regresa a la esencia surival horror de las tres primeras entregas de la serie, y aunque se diferencia por la inclusión de una mecánica en primera persona, retoma esa excelente combinación entre exploración y acción. El juego está hecho para que nunca nos despeguemos del control: emplea una estructura donde pasamos de momentos álgidos de acción, con secuencias bastante angustiosas, a otros donde todo se calma y nos vemos en la tarea de revisar el entorno, para descubrir objetos o planear nuestras próximas acciones.

El juego no nos presenta un amplio mundo abierto, pero sí  nos da la posibilidad de recorrer varios edificios, con una sensación de libertad que nos permite resolver los asuntos, a nuestro antojo.

Las mejores escenas de acción están relacionadas con los jefes finales, es decir, con los integrantes de la familia Baker, cada uno con sus propias dinámicas y debilidades; es más: cada uno tiene su propia área de influencia y momento en el juego; nos enfrentamos a ellos, como si de episodios se tratase.

Los que si quedan a deber son los demás enemigos del juego; creaturas más similares a monstruos, las cuales son algo mediocres, poco variadas y con mecánicas muy simples de enfrentamiento; estas solo se hacen interesantes cuando se presentan en hordas y la  escasez  de municiones, nos genera tensión.

Puzles

Resident Evil VII-2

Algo que me ha gustado mucho en esta entrega de Residente Evil, es el regreso de los puzles que aunque no son los más difíciles o exigentes, sí  son bastante ingeniosos y divertidos; es más: estoy seguro de que el hecho de que no sean muy difíciles es una decisión acertada, teniendo en cuenta que de ese modo, el juego no se entorpece demasiado, y se facilita la dinámica exploración – acción – puzle.

Por otra parte, la gestión del inventario ha sido otro acierto. Tenemos un número de espacios de almacenamiento limitados, lo cual nos obliga a diseñar una estrategia sobre qué  debemos portar en cada momento,  y cómo almacenar lo que no necesitamos, en baúles repartidos por todos los escenarios, los cuales también funcionan como puntos de guardado.

Apartado técnico 

Resident Evil VII-4

El juego tiene un apartado técnico bastante sólido; aunque no es puntero en cuanto a gráficas, sí  cumple con lo que requiere un juego de este tipo: un gran juego de luces, un sistema de sombras bastante decente y un diseño muy bien logrado; lo único que se siente un poco pobre, son los efectos de partículas.

Así mismo, el apartado sonoro acompaña de forma muy apropiada los diferentes momentos del juego; mención especial merecen los sonidos ambientales, desde el sonido de un goteo, hasta los pasos y golpes en las habitaciones contiguas. Todo esto aporta una increíble ambientación de terror, que realmente asusta.

Veredicto final

Resident Evil VII-6

No podía acabarse este análisis sin hacer mención de  la realidad virtual,  teniendo en cuenta que la versión de PlayStation 4 (lastimosamente, los jugadores de Xbox no podrán disfrutar de esta forma de juego)  tiene la opción de jugarse con las gafas del PlayStation VR, lo cual aumenta la tensión y la atmosfera terrorífica; eso sí, como era de esperarse, se afecta en capacidades técnicas, con una importante desmejora gráfica en cuanto a texturas y partículas.

Otro elemento que hay que tener en cuenta, y que es quizá el punto negativo más grande de Resident Evil VII, es la forma en que se está haciendo uso de los DLC’s: tan solo el día en que se puso a la venta, ya se estaba anunciando el primer DLC para la semana siguiente; es decir, el DLC ya estaba hecho antes de que saliera el juego al mercado, y es ahí donde uno se pregunta: ¿Por qué diablos me venden un juego incompleto?, pero eso no es todo; menos de un mes después, llegará el segundo DLC. Parece  que Capcom nos seguirá exprimiendo el bolsillo si queremos jugar toda la aventura, y cada vez, lo hace de una manera más descarada.

En general, Resident Evil VII es una excelente propuesta, un regreso a las raíces de la saga que nos deja un muy buen sabor, así como varios sustos para el recuerdo; no es totalmente un regreso a la fórmula original, de las tres primeras entregas de la saga, porque sería una acción anacrónica; es más bien, una interpretación de cómo hubiesen sido esos juegos si hubieran  sido creados en esta época. En conclusión, un juego muy, pero muy, recomendable.

PD: un abrazo muy especial a mi amigo de toda la vida Oswaldo Alejandro Lopera, quién me acompañó desde la distancia a jugar y analizar este título. 


LO BUENO:

Regresa a la esencia surival horror de las tres primeras entregas de la serie.

Un gran equilibrio entre exploración, acción y puzles.

Tiene un apartado técnico sólido, tanto en lo gráfico, como en lo sonoro.


LO MALO:

Los enemigos diferentes a la Familia Baker, son mediocres.

DLC’s desde la semana siguiente al estreno.


REQUERIMIENTOS MÍNIMOS:esrb_ma

 

Procesador: Intel Core i5-4460 (2.7GHz) o AMD FX-6300

Memoria RAM: 8 GB

Disco Duro: 24 GB

Nvidia GeForce GTX 760 o AMD Radeon R7 260X

Etiquetas

Acerca de: Stiven Calle Oquendo

Stiven Calle Oquendo

Soy diplomático de carrera, politólogo de profesión, dibujante de corazón y gamer por pasión. Desde que tengo recuerdo he sido un enamorado de los videojuegos, uno que ha tenido la gran fortuna de haber recorrido a caballo los extensos campos de Hyrule, de haber batallado con hordas de Locust en el planeta Sera y de haber buscado El Dorado en compañía de su viejo amigo Sully.

También te puede interesar ...

0 pensamientos sobre “RESIDENT EVIL VII: BIOHAZARD”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *